Cómo redactar tu hoja de vida

Cuando estamos en un proceso de búsqueda laboral solemos recurrir a nuestros contactos, anuncios en el periódico, en las páginas web o redes sociales especializadas, cualquiera que sea el medio al que recurrimos el primer paso es un tema técnico pero al mismo tiempo muy personal que es la creación de la hoja de vida. Este es un documento al que tenemos que darle mucha importancia, ya que es la cara con la que nos presentamos a la empresa, es bueno comentar que hoy en día hay muchas empresas que ya poseen su propia base de datos y tienen un modelo estándar de hojas de vida para facilitar el trabajo de los seleccionadores que también está relacionado a la objetividad cuando toca hacer la revisión curricular.

En la hoja de vida lo que queremos es mostrar, expresar, brindar datos de nosotros a nivel personal, académico y obviamente laboral.

Por lo tanto es de gran importancia que una hoja de vida cuente con las siguientes partes:

  1. Datos personales: Nombre y apellidos, lugar y fecha de nacimiento, estado civil, Número de Carné de Identidad, dirección personal, número de teléfono, dirección de correo electrónico, etc. (Los diversos medios de contactos se solicitan porque si no funcionara uno para contactarte podría servir la alternativa).
  2. Formación académica: Estudios que has realizado, indicando las fechas y el lugar donde los hiciste.
  3. Otros títulos y seminarios: Estudios complementarios a los realizados que mejoran tu formación educativa, indicando las fechas y el lugar (Universidad, instituto u otros) donde fueron llevados a cabo.
  4. Experiencia profesional: Aquí indicas la experiencia laboral relacionada con los estudios realizados o que puedan resultar de interés para la empresa que desea contratarte. No olvides señalar las fechas, el lugar en el cual trabajaste y las tareas desempeñadas.
  5. Referencias laborales: Indicar contactos de las personas que fueron supervisores tuyos o el área de recursos humanos de la/las empresa(s) en que has trabajado. (Las empresas suelen solicitar referencias laborales a modo de conocer la percepción de anteriores colegas sobre el desempeño y relacionamiento de los postulantes).
  6. Idiomas: Cualquier idioma que manejes y el nivel en que te encuentres. Si obtuviste algún título reconocido – por ejemplo el ‘First Certificate’ en Inglés – que acredite tus conocimientos en estos ámbitos, no olvides agregarlo.
  7. Informática: Detalla los conocimientos informáticos que tengas: sistemas operativos, procesadores de texto, hojas de cálculo, bases de datos, diseño gráfico, Internet, etc.
  8. Otros datos de interés: Señala todos aquellos aspectos que todavía no incluiste, como por ejemplo: Licencia para conducir, disponibilidad horaria o para viajar, etc.

Una vez estos datos están plasmados en un documento de forma clara, coherente y ordenada, te damos algunos consejos para pulir tu hoja de vida:

  • Tu CV no debe tener más de una o dos páginas. (Imagínate que fueras la persona que hace la selección de personal en tu empresa, si te llegaran 100 hojas de vida con 10 hojas cada una de ellas, las leerías por completo? Probablemente no; te aconsejamos que te guies bajo esta lógica).
  • La manera más común es presentar tus datos de forma cronológica.
  • Siempre menciona tus datos de contacto como número de teléfono o número de celular, además de correo electrónico, si no es uno funcionará el otro.
  • Te recomendamos no utilizar correos electrónicos inapropiados como ser ajuanleencantabeber@gmail.com (Comprendemos que en la era tecnológica en la que vivimos las personas ya se crean sus correos electrónicos desde la adolescencia, más aún desde que se está en los 9 – 10 años, por eso te aconsejamos que si continuas con tu correo electrónico inicial puedas crearte uno exclusivo para cuestiones laborales que sea más apropiado a la ocasión).
  • Tienes que cuidar el estilo y evitar los errores de ortografía.
  • Antes de enviarlo, te conviene someterlo a una lectura crítica por parte de terceros. Si otro lo entiende sin que tengas que explicárselo a detalle, probablemente es que está bastante claro.
  • Adjúntale una fotografía reciente, de tamaño carnet. Trata de no poner fotografías recortadas de la última fiesta a la que asististe, con tu mascota preferida o en una salida con tus amigos. (No es necesario que la foto sea una foto de estudio; Puedes hacerlo tu mismo, teniendo una cámara ya sea una digital o la de tu celular, buscando una pared con un fondo de un solo color y que puedas llevar una polo o una camisa donde se te pueda ver formal, con una luz de día, te aseguro que podrás tomar una foto lo suficientemente profesional para tu hoja de vida).

Esperamos que estos “tips” puedan ser de gran utilidad a la hora de organizar tu currículo y poder dar la imagen adecuada y profesional que deseas dar a los reclutadores.

Autor: CLAUDIA ORTIZ 

Especialista en Selección de Personal – Grupo Empresarial del Oriente. 

Anuncios