COMO TRATAR A UN JEFE DIFICIL

Jefe DificilLos seres humanos vienen en todas las formas y colores imaginables….
Hay personas encantadoras, las hay tolerables y hay otras cuantas que te gustaría poder evitar de todas las formas posibles porque son difíciles de tratar.
El problema es cuando una persona de esta última categoría te toca como jefe directo…. Si bien al vecino insoportable puedes quitarle el saludo o al dependiente que te atendió mal en la tienda puedes dejar de verlo para siempre, no se puede plantear la misma situación cuando el problema es un jefe difícil.
¿Y cómo es un jefe difícil? Pues dependiendo de tu nivel de sensibilidad y expectativas tendrá diferentes características, pero las más comunes son un carácter irritable, terquedad, intolerancia e inflexibilidad acompañada a veces de la incapacidad para reconocer logros de otros o transmitir sus expectativas de forma asertiva. Ya te imaginarás lo complicado que puede ser tratar con esta persona y los efectos que puede tener en la motivación del empleado.

Empleado Maduro
Los expertos recomiendan que ante un superior difícil, los dependientes deban reforzar sus cualidades de madurez, paciencia y tolerancia, para evitar reaccionar ante las provocaciones o ignorar las actitudes desagradables. Por este motivo, el énfasis debe estar más en lo que uno puede controlar y lo que depende de uno que en lo que esperamos de la otra persona.
Aquí algunos tips generales para “sobrevivir en el intento”:

  • “Lo cortés no quita lo valiente” me enseñó mi madre y este principio se aplica como regla general a todos los tipos de relaciones.  Si tu jefe no utiliza las normas básicas de cortesía como el saludo, agradecimiento y el por favor, eso no debe evitar que tu sigas empleándolo como forma de relacionamiento.  Evita reaccionar del mismo modo que la persona difícil ya que eso solo agravará el problema y te quita posibilidad de mantener tu profesionalismo.
  • Acércate a tu jefe…. Puede parecer algo difícil, pero si consigues mantener espacios de retroalimentación en los que puedas exponer con madurez tus preocupaciones y conocer la opinión de tu jefe, probablemente podrás entender mejor su estilo y motivaciones y también crear la posibilidad de que tu jefe pueda tener una idea de tus capacidades.  Una regla básica de psicología dice que las personas que reaccionan con mayor agresividad son las que están atravesando alguna situación personal que es vivida como una frustración.  Comprender que se trata de una persona con sus propios problemas puede ayudarte a tener una mejor perspectiva de la situación.
  • Aumotivate! Puesto que un jefe difícil pocas veces estimula a sus dependientes, esta tarea te toca a ti… visualiza esta situación como un reto o desafío profesional que te permitirá desarrollar otras habilidades que te servirán más adelante.
  • Demuestra con hechos tu valor profesional: llega siempre puntual, cumple tus funciones, haz las cosas con calidad, de esta  manera tu jefe no tendrá razones reales para  llamarte la atención.
  • Si todas las estrategias de acercamiento fallan, puedes probar algunas alternativas como última salida, tales como el  pedir apoyo de un tercero (por ejemplo del área de RRHH) para que medie en una conversación con tu jefe, solicitar traslado interno a otra área de la empresa o incluso si la situación es insostenible emprender nuevos rumbos.  Recuerda que el ambiente laboral es una de las variables más importantes en la vida de los profesionales y debes cuidar tu salud mental para no sentirte frustrado.

ESCRITO POR PAOLA QUEREJAZU

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s