Programas de Innovación Empresarial

Diapositiva1

PROGRAMAS DE INNOVACIÓN EMPRESARIAL

En un mundo donde el cambio es la única constante, se hace cada vez más evidente que la velocidad y capacidad de cambio es la competencias más importante que debe desarrollar una empresa si quiere ser sustentable y exitosa.

Andrés Oppenheimer en su libro “Crear o Morir” realiza una minuciosa investigación y entrevistas a personas que han destacado por su capacidad innovadora y que están no solo cambiando las reglas del juego, sino rediseñando nuestro futuro cercano. Menciona en su introducción que la velocidad de los cambios se ha vuelto exponencial y que las empresas, instituciones o países que no se suban a este tren quedarán obsoletas en un plazo muy corto.

Si es tan importante, ¿Qué significa para una empresa  innovar entonces?. Según los expertos podemos afirmar que una empresa está innovando cuando está creando una solución única e irresistible para sus clientes, cuando crea ventajas competitivas sustentables y a la vez crea valor superior para los accionistas y resto de stakeholders.

Para que una empresa se convierta en innovadora, debe haber un esfuerzo consciente de incluir la innovación en la agenda estratégica de la empresa. Los  elementos de una estrategia de Innovación que deben estar presentes  según  Mario Morales (“Adiós a los mitos de la innovación) son:

  1. Declaración de la importancia de la innovación para la empresa: responde a la pregunta POR QUÈ debemos innovar. EL objetivo de este primer elemento es definir por qué la empresa desea iniciar un programa para sistematizar la innovación. Al cliente le cuesta mucho diferenciar entre los productos y servicios de las diferentes empresas y el valor agregado que cada una ofrece. Esto hace que sea necesario innovar para diferenciarnos de la competencia.
  2. Definición operativa de la innovación: responde a la pregunta QUÈ se quiere innovar. El objetivo es que por medio de ésta definición se pueda evaluar que es y que no es innovador en la empresa.
  3. Establecer una visión de la innovación y definición de objetivos de innovación: responde a la pregunta HACIA DONDE y permite definir una visión acompañada de resultados específicos y medibles de innovación (por ejemplo cuantos productos nuevos se deben crear por trimestre, cuantas nuevas soluciones para el cliente, cantidad de personal involucrado en estos programas, etc.).
  4. Establecer los focos de innovación. Responde a la pregunta CÓMO innovar y permite determinar de qué manera se va a enfocar la innovación y alinearla a la estrategia de la empresa. Se puede innovar en la producción (tecnología, procesos, materia prima), en las oferta de valor (producto, servicio, marca, modelo de negocio), en la entrega (logística, canales de venta , medios de comunicación o en las ocasiones de consumo) y/o en el mercado (segmento, experiencias y posibles alianzas estratégicas). La empresa podrá elegir más de un foco de innovación de acuerdo a la visión y objetivos que se haya trazado.
  5. Definición de las campañas de ideas masivas y equipos multidisciplinarios. Responde a la pregunta DÒNDE innovar y tiene como objetivo aterrizar cuáles son los esfuerzos de innovación que se van a realizar durante el año. Debe incluir la forma en que los grupos trabajarán, el tiempo que tendrán signado para hacerlo, cómo presentarán las ideas e incluso que incentivos se otorgaran por este esfuerzo.
  6. Presupuesto de innovación. Responde a la pregunta CUÁNTO se invertirá en innovación, definiendo los recursos que se asignarán.

Todo lo anteriormente descrito es necesario pero no suficiente para asegurar que una empresa sea innovadora. Oppenheimer hace referencia en su investigación a un detalle muy importante: la innovación florece en las culturas que privilegian el fracaso, culturas donde el error es permitido pues se entiende que para lograr una nueva solución se necesita explorar y experimentar y que no se obtendrán los mejores resultados a la primera.

Este es el reto que nos queda desde la gestión humana… lograr generar en nuestras empresas una cultura de innovación, permitir e incentivar el fracaso, trabajar en que nuestra gente sepa que más importante que conseguir un resultado bueno es entender cuál es el camino que nos lleva al mejor resultado.

Si en este afán se cometen algunos errores y no hacemos de ello un drama, por el contrario, premiamos el esfuerzo invertido y retamos a que se siga intentando hasta encontrar la mejor respuesta, de seguro lograremos que nuestra empresa destaque por las soluciones de valor que entreguemos a nuestros clientes.

Escrito por :

Paola Querejazu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s