Balance entre Familia-Trabajo-Estudio

Presentación1

Nuestra vida está compuesta de diferentes áreas que se refuerzan entre sí para lograr un balance o alcance de aquellas metas que queremos lograr a lo largo de nuestras vidas. Pero a menudo ocupamos la mayoría de nuestro tiempo en solo un par de ellas, restándole importancia a las demás áreas que son importante y entramos en una lucha de tiempo que nos lleva a una insatisfacción que puede llegar afectar a todas las áreas de nuestra vida y poder tener repercusión negativa en las personas próximas e importantes para cada uno. Es la razón por la cual compartimos experiencias y tips para beneficio de cada lector de este artículo y así poder encontrar un balance en específico entre estudio-trabajo-familia.

Vivimos en un mundo acelerado, agitado y con una sobredosis de información y estimulación. A veces podemos vernos absorbidos y consumidos por este mundo, aun más cuando recién empezamos una vida laboral o continuamos formándonos en lo que nos apasiona y se tiene al mismo tiempo un trabajo o puestos con mucho responsabilidad y exigencia.

Para estas situaciones en la cual se busca vivir una vida equilibrada no solo basta con concentrarnos en el trabajo o en el estudio sino así como una planta para crecer necesita agua, luz solar, tierra fértil y un clima adecuado, así también nuestra vida se nutre de distintas áreas de las cuales es necesario ocuparse para asegurarse que todas las demás rindan su fruto. La clave para esto es saber administrar el tiempo.

En breve describimos la importancia de cada factor:

El trabajo: se considera uno de los aspectos más importantes de la vida ya que mediante el trabajo nos volvemos personas útiles para la sociedad, nos sentimos valorados, sin mencionar que nos provee los medios para seguir desarrollándonos en las demás áreas de la vida, brinda un sustento individual como también familiar.

Estudio: Es una herramienta útil y afilada para llevar adelante nuestra vida y ser de ayuda para otros. El poder desarrollarnos, aprender, progresar, es uno de los pilares fundamentales de una vida emocionante y sana, se considera que hay dos caminos, o avanzar o retroceder en nuestra vida, el estancamiento a la larga equivale a retroceso. Por lo que es necesario buscar que es lo que nos apasiona y dedicarnos a fomentar esa pasión y desarrollarla.

Familia: Consideramos familia a personas donde hay un lazo emocional muy fuerte y personas significativas para cada individuo, considerando que existen diferentes estructuras familiares no necesariamente de relación sanguínea.

Se considera que estas personas es donde podemos nutrirnos, fortalecernos, animarnos y bancarnos cuando necesitamos alguien que nos escuche y aconseje. Es un aspecto vital de nuestra vida y en esto esta incluido la familia, amigos, parientes y se considera uno de los vínculos más valiosos que podemos tener.

Como mencionamos anteriormente la clave para un balance en estas áreas  tan vitales, es saber administrar el tiempo. En primer lugar poder reconocer la importancia de cada uno de estos factores y darle su debida atención y prioridad.

Uno de los puntos importantes para lograr este deseado equilibro, comienza por la comunicación constante y clara de parte de la persona hacia  estas tres áreas. Una comunicación acerca de la importancia de cada una de ellas, lo que representa y las consecuencias negativas de dejar a un lado, alguna de ellas es un gran paso hacia lo deseado. Un aspecto que es un motor principal para que funcione es el apoyo de alguien en casa, apoyo en el respeto de los tiempos que pones para cada una de tus actividades (ya sea en preparándote un desayuno, tomando alguna de tus tareas en casa por un tiempo determinado, es decir la empatía juega un importante papel) Siempre y cuando esto no sobrepase los límites temporales que se ha definido.  Y que sobre todo al terminar puedas dedicar 100% de tu atención a estas personas que son ayuda idónea para el equilibro de tu vida. Esto también se puede aplicar en cuanto al trabajo y estudio.

Otro punto importante es ser consciente de que todo tiene su tiempo.  Tu trabajo tiene su tiempo, tus estudios tienen su tiempo y tu familia tiene si tiempo. Recordar siempre que pueden existir momentos donde una de las áreas pueden exigir un poco más de tiempo y esfuerzo por cierto tiempo (OJO: esto solo debe ser un tiempo corto y definido).  Lo que resulta beneficioso es saber optimizar estos tiempos destinados a las áreas más importantes para tu vida. Dedicar en lo posible un 100% a la realización de lo necesario e importante de cada uno de estas áreas. Un factor importante de tomar en cuenta es el avance de la tecnología que contribuye y facilita el trabajo y los estudios, así poder dedicarle más tiempo a tu familia, aunque este este gran avance puede ser negativo si el tiempo libre que nos queda decidimos distendernos en Facebook, Youtube, videojuegos y televisión.

Finalizando con el último punto  es invertir en tu planificación, organización de tareas y tiempos en las diferentes áreas, para este punto siempre es bueno buscar ayuda externa, ya sea una persona cercana que sea un ejemplo en este punto, también técnicas que puedas conseguir navegando en la web. Buscando que se ajuste a tu forma de trabajar y preferencias individuales. Herramientas recomendadas para una planificación y organización es, una agenda, recordatorios ya sea por medio de tu celular o correo electrónico, también existe herramientas como “kan ban flow” que personalmente ha tenido buenos resultados de productividad.

En conclusión podemos decir que para un deseado equilibro en tu vida es necesario una buena planificación y administración de tu tiempo, sin ello no cuentas con un futuro satisfactorio y prometedor. Como hemos mencionados es necesario reconocer la importancia de cada área y el grado de importancia que cada persona le asigna a estas, la comunicación, el respeto a tus tiempos y apoyarte en buenas herramientas y conocimientos sobre tu administración de tareas y tiempo. Podrá tomar un tiempo el ver los resultados, muchas pruebas-error, pero recordarte que solo si perseveras y eres constante podrás alcanzar este deseado equilibro.

Elaborado por:

Moira Coronado

Anuncios