La importancia de las vacaciones en el desempeño laboral

Vacaciones para el desempeño (2)

Llegan los últimos meses del año y muchas personas comienzan a pensar en descansos, fechas festivas y vacaciones anuales, esta situación puede convertirse en un dolor de cabeza para muchas jefaturas. La planificación de las vacaciones puede volverse uno de los momentos más estresantes del año para el área de recursos humanos y para muchos jefes ya que conciliar los requerimientos del trabajador con las necesidades de la organización garantizando al mismo tiempo la continuidad del negocio en cuanto a producción o prestación de servicio, no se convierte en una tarea fácil.

Este es un proceso largo, complejo y con frecuencia, demasiado costoso para cualquier organización. Por lo tanto, gestionar de manera óptima y coherente las vacaciones, no sólo evitará dolores de cabeza sino que permitirá mejorar la salud financiera, productiva y de clima de trabajo dentro de la organización.

Pero por qué debemos motivar a las vacaciones a nuestro personal? Más allá de ser una obligación legal, recordando que en nuestra normativa las vacaciones son en la actualidad un derecho irrenunciable, inembargable e imprescriptible, debemos reconocer el impacto positivo que tiene el descanso de nuestros colaboradores en el desempeño de la institución.

La falta de descansos anuales, como la falta de horas de sueño, disminuye la capacidad de pensar claramente y actuar de forma decisiva. Muchos expertos determinan que en esas situaciones, es frecuente que no se use la información en forma efectiva ni que se pueda ver las situaciones de una manera global. Además, se ven disminuidos el tiempo de respuesta de los reflejos físicos (se es más lento), la entereza individual (se disminuye la capacidad de sobreponerse a acontecimientos graves o dolorosos) y las defensas del sistema inmunológico de nuestro cuerpo. Como sabemos el estrés puede ocasionar incluso un deterioro importante de la salud física y mental de las personas, repercutiendo en una disminución del desempeño en las actividades laborales, relaciones sociales y de la persona como individuo

Por otro lado un descanso planificado aporta a nuestra salud y bienestar espiritual, mental, emocional y físico, ayuda a incentivar la creatividad, renueva la energía, ayuda a reducir el estrés y permite reforzar vínculos sociales y familiares.

Diferentes estudios han coincidido en el impacto positivo del descanso en el desempeño laboral: uno recientemente presentado por Dena Ann Dries, realizado entre empleados a tiempo completo entre 21 y 62 años de edad, encontró que disponer de tiempo de vacaciones pagas promueve la salud mental de los empleados, incrementa la satisfacción por el trabajo y contribuye a promover la estabilidad laboral. “Las vacaciones pagas o tiempo libre personal influye directamente en la satisfacción del empleado con su trabajo, lo que aumenta la retención y reduce los costos de entrenamiento de nuevos trabajadores a causa de la rotación laboral” dice Dries en su informe. La satisfacción del trabajador con su empleo se traduce en menos costos para el empleador. Según este estudio, el tiempo de vacaciones ideal en el que se obtienen los mayores beneficios tanto para los trabajadores como para las empresas es de 10 días.

Una vez conocido el beneficio que generan los descansos planificados debemos asegurar la planificación y eficiencia de la gestión de los mismos para conciliar las necesidades de todos los actores de nuestra organización; para esto el punto de partida debe ser siempre una política clara, con estrategias en las que se detallen el procedimiento a seguir para solicitar las vacaciones así como los periodos o posiciones que nunca pueden quedar al descubierto, como pueden ser los puestos de atención al cliente, soporte técnico o cualquier otros que la organización considere imprescindibles lo que dependerá mucho del sector empresarial y de cada empresa concreta.

El proceso debe ser sencillo y comprensible para todos, cuanto más consenso exista entre las partes; empleados y empleadores, mejor. Por supuesto mientras antes podamos contar con esta planificación y mientras más largo sea su alcance la organización estará mejor preparada, sin embargo debe mantenerse cierta flexibilidad ya que la situación de los trabajadores puede ser cambiante o verse afectada con situaciones inesperadas. Algunas empresas han optado también por periodos comunes de vacación permitiendo un descanso general organizado en periodos que no impacten de manera negativa en los resultados de la organización.

El éxito de esta planificación estará también asociada a cuánto se involucren los jefes y líderes de área ya que ellos son los más idóneos a la hora de verificar y validar el impacto de estas bajas en el funcionamiento de su equipo, como área de recursos humanos nuestra tarea será generar una cultura de reconocimiento a la importancia de este tipo de descanso, guiando a trabajadores y jefaturas para la mejor aplicación y organización de ellos.

 

Elaborado por

Magali Sandi Encinas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s