Clima Laboral

Articulo Noviembre - Clima Laboral

 

¿Hace frío, calor, está lloviendo o salió el sol? Cuando nos referimos al clima de una región, estamos hablando acerca de la temperatura en grados centígrados que se encuentra la zona, la velocidad del viento,  el porcentaje de humedad en el ambiente entre otros datos que pueden ser medidos de forma cuantitativa, adicionalmente podemos obtener datos que son cualitativos o de percepción, que difieren de una persona a otra, ya que no hay un instrumento que diga qué punto del termostato es considerado demasiado frío o calor para una persona en particular. La medición del clima atmosférico se realiza para  predecir cómo estará esa región en el día o la semana siguiente para planificar las actividades personales o empresariales de semana o el día de acuerdo a ello, sin esa medición muchos cultivos fracasarían, muchas personas enfermarían y muchos planes no funcionarían.

En las organizaciones también es importante el clima, pero no nos referimos al clima atmosférico, si no al clima laboral, que es el ambiente que se genera dentro de las empresas influenciado por la dinámica de los grupos de personas que la conforman, los aspecto psicosociales del entorno laboral  y está relacionado a la motivación y la percepción de la misma.

Un clima laboral saludable aporta a la consecución de los objetivos generales de la empresa, porque nos indica que las personas dentro de la organización se sienten a gusto con el trabajo que están realizando y nos puede asegurar un mayor alineamiento con la cultura empresarial existente, en cambio un mal clima laboral o poco saludable puede generar conflictos internos, malestar, bajo rendimiento y conductas que sean éticamente cuestionables, desenfocando las prioridades de las empresas y en consecuencia los objetivos generales no se alcanzan.

Existen herramientas que nos ayudan a realizar la medición cuantitativa y cualitativa del clima laboral dentro de una organización, cuya finalidad es conocer la situación actual y crear programas o planes que se enfoquen en desarrollar un clima laboral saludable.

Entre las herramientas que podríamos utilizar están:

  • Cuestionarios especializados
  • Análisis socio métricos
  • Grupos Focales
  • Entrevistas grupales
  • Entrevistas individuales

Con las herramientas de medición  podemos identificar las fortalezas y las debilidades en el Clima Laboral de nuestra empresa, las fortalezas serán nuestros elementos potenciadores para los planes de acción de mejora de nuestras debilidades; por ejemplo si en la empresa identificamos que la comunicación de los resultados es una debilidad, pero la confianza que hay hacia a las instancias superiores es una fortaleza, nuestro plan de acción podría enfocarse en momentos en que los jefes puedan dar los resultados de la empresa a sus dependientes aprovechando la fortaleza de la confianza.

Así como los granjeros hacen seguimiento al clima para que sus cultivos crezcan, los altos directivos de las empresas deben velar por la percepción del clima laboral dentro de su organización e incentivar acciones y actividades que desarrollen al personal, motiven la consecución de los resultados, cuiden el bienestar físico y emocional de las personas y festejen los logros de objetivos de su personal y la empresa.

 

Elaborador por

Cecilia Chavez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s