¿Quiere alcanzar sus objetivos y generar más productividad?

productividad

Sonara facineroso contra las gerencias ejecutivas decir que la clave para el logro de objetivos está ligado con ciertas actitudes de los jefes, gerentes y directores (especialmente el tercero de la siguiente lista):

  • Escuchar
  • Reconocer un buen trabajo
  • Defender los derechos de los empleados frente a los jefes, gerentes o directivos

Con estas tres conceptos se puede crear aliados para el logro de los objetivos de una gestión, todos sabemos y entendemos que hacer justicia desde el puesto del jefe no es trabajo fácil, pero cambia mucho la perspectiva cuando nuestros dependientes ven “predisposición” a hacerlo, todos notamos cuando alguien tiene la voluntad de querer ayudarnos y muchas veces queremos responder con la misma reciprocidad, esto señores y señoras genera productividad.

Para muchos jefes (comunes, no lideres) no les preocupa que impresión tienen sus dependientes de su profesionalismo e incluso su imagen, este tipo de jefes tienen grabado en su mente que a los empleados se les paga para realizar una labor y que es su obligación cumplirlo. Con esto no se quiere decir que sea una afirmación errónea y distorsionada, pero también entendamos que equipos incentivamos y motivados mejoran los resultados de las empresas.

Estos mismos jefes son los que continuamente atribuyen a sus dependientes la responsabilidad de los errores o problemas en el trabajo, sus acciones involuntarias no les permite ver que el meollo del asunto: son su gestión, que se quiere decir con esto, no ven con claridad el problema, se confunden con los síntomas. Fruto de errores pequeños es que generan problemas más grandes, pero no lo ven.

En esta era en la que vivimos hoy, la mayoría de nuestros dependientes saben que cuando hacen un esfuerzo para impresionar al jefe, logran de manera indirecta una fuerza de trabajo que aumenta su compromiso y productividad.

Retomemos unos conceptos, que al fin y al cabo lo hemos escuchado, pero así como en colegio, estas ideas entra
ron por el agujero de un oído y salió por los otros agujeros del cuerpo.

escuchar

Escuche a su equipo.- Sabe usted la diferencia entre oír y escuchar? Oír es simplemente la capacidad que tienen los seres humanos de percibir sonidos, está comprobado que ni siquiera se requiere un pensamiento consciente para oír.

Escuchar es un proceso que requiereprender el cerebro, (salir del piloto automático en la que muchas veces estamos), es tratar de entender realmente el punto de vista de otra persona (empatía) y requiere una elección activa y consciente, si usted quiere escuchar, debe tener un propósito en su corazón y debe al menos aplicar algo de esfuerzo mental.

Lindas palabras, pero veamos desde otro punto de vista:

En nuestras reuniones mensuales, un gerente anuncia un próximo proyecto, (en todas nuestras empresas tenemos nuevos proyectos) al terminar de hacer la presentación siempre existe la misma típica frase, ¿Alguna duda?, no pasa ni cinco segundos y viene la siguiente frase ¡Bien, espero que todos nos pongamos las pilas y tengamos buenos resultados, a trabajar¡, este es el peor final que podemos hacer en una presentación o exposición de nuevos proyectos, la gente necesita tiempo para que sus mentes formulen pensamientos, pero los jefes tienen la idea que les está dando la oportunidad al área operativa de ser escuchados y aclarar dudas, pero la realidad es que nadie del equipo siente que el jefe se preocupa por lo que tenga que decir, inclusive frente a sus demás compañeros, cual es el resultado, la confianza en el líder y el entusiasmo por el proyecto son reducidos incluso al grado de desaparecer totalmente.

equipotReconozca el desempeño del equipo.- Yendo más allá de escuchar a nuestra gente, los empleadores impresionan a sus trabajadores con reconocimientos específicos de sus esfuerzos. Aquellos que de verdad trabajan quieren saber y sentir que su trabajo es valorado, es por eso que es muy importante detenerse un segundo en nuestro trabajo diario y en el momento menos pensado, reconocer a estos trabajadores en frente de la gente apropiada, deben sentir que son seguidos y valorados.

Tiene el mismo valor que saber escuchar, ojo, hay que ser muy pero muy auténticos en los reconocimientos, un reconocimiento debe sentirse sincero o caerá en saco roto, es decir, no tendrá ningún valor y solo será un gasto más para la empresa.

En los reconocimientos (y seguro muy pocos se dieron cuenta), se debe cerciorar de mirar a los trabajadores a los ojos cuando se agradece o reconoce un trabajo bien hecho, ¿porque? Simplemente porque transmite seguridad.

Para demostrar aprecio por una buena labor, el tiempo es un factor muy importante, si dejamos pasar mucho tiempo (en realidad son solo horas) disminuye el valor del reconocimiento convirtiéndose en otro gasto más para la empresa.

Y lo más importante, hay que ser muy precavido para elegir el momento adecuado para hacer los reconocimientos, nunca se debe hacerlo muy privado o excesivamente público, todo depende de la situación y de la persona a ser reconocida, para que el impacto del agradecimiento no se debilite.

Nuestros trabajadores se sentirán impresionados (es lo que buscamos) cuando sus jefes reconozcan formalmente su esfuerzo y esto genera motivación para hacer mejores trabajos.

Defienda los derechos de sus trabajadores.- Todos los jefes que existen en el planeta quieren por naturaleza que sus empleados se preocupen por la calidad del trabajo que producen y porque representen a la empresa de la mejor forma.

Hay que ponerlo más fácil, si el jefe no se preocupa por su empleado, no pasará mucho tiempo para que el empleado no se preocupe por el jefe Y POR LA EMPRESA. Descubra que es lo que sus dependientes quieren y deles una mano para ayudarles a conseguirlo, cuando vaya a suceder algún cambio, pregúnteles sobre sus preocupaciones como un amigo no como jefe y luego trabaje con ellos para encontrar soluciones como grupo, esto les dará más seguridad y se sentirán respaldados.

No quiere decir que todos los gerentes y jefes deben resolver todos los problemas de los empleados, usualmente esta práctica genera una gran lluvia de ideas que muchas veces se vuelven luces para más adelante reducir riesgos innecesarios, sabemos muy bien que nada es 100% seguro, pero véanlo como su familia en casa, si usted cuida de sus dependientes, y ellos sienten que están siendo protegidos, son más propensos a mantener su compromiso, ir más allá y hacer lo correcto a cambio.

Como logramos o implementamos estas conductas en nosotros, simple, el hombre es un animal de costumbre, hay que volverlo una rutina, todos los días, a cada momento, a cada hora, incluso a cada minuto, es la única forma en que evolucionaremos de ser simplemente jefes con un gran curiculum en un papel que se perderá en el tiempo a ser líderes que puedan cambiar el destino de nuestras vidas, de nuestras familiar de nuestros amigos y por qué no del mundo.

Escrito por: STEPHANIE WAGNER

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s